Usted está aquí

La omnipresente ausente

The Party
7 Valoración Mysofa
1 votos
? Valoración Usuarios
0 votos
0 Nota Externa
0 opiniones

La omnipresente ausente
Crítica de The Party

Alain Garrido Por Alain Garrido el 09/02/2018 7

Un único espacio para siete personajes en pantalla, aunque un octavo ausente es el denominador común de todos los altibajos entre este grupo de amigos. La presencia insólita de la mujer de Tom (Cillian Murphy) es un quebradero de cabeza para muchos y un terremoto emocional para todos. Como si de una obra de teatro se tratara, Sally Potter presenta la comedia negra más ingeniosa de la temporada sin escatimar en tratar algunos de los temas más candentes a día de hoy como el feminismo o el poder de la clase alta.

La fiesta del título remite a la celebración de Janet (Kristin Scott Thomas) junto a su marido y amigos de su nuevo cargo como Ministra del Gobierno del Reino Unido. La apatía de su esposo (Timothy Spall) empieza a desencadenar la ristra de problemas y verdades que surgen, poco a poco, para ir desmoronando la aparente vida idílica de todos ellos. Los siete personajes transitan por un amalgama de sentimientos encontrados y sitúan su equilibrio emocional al borde de un ataque de nervios

Lo mejor de la puesta en escena de Potter, más allá del sorprendente uso del blanco y negro, es la omnipresencia de esa mujer ausente, deseada y odiada por varios de los presentes. Todo gira en torno a ella. Genera pasión y odio. Nunca aparece, pero siempre está ahí. Es un ángulo más de la cámara, pero siempre fuera de campo. La duración del film, apenas hora y cuarto, ayuda a no desbarajustar este castillo de naipes que funciona con la precisión de un reloj suizo. Quizás el mayor problema de film es que funciona perfectamente durante el visionado, pero luego deja poco poso, la sólida estructura no deja huella.

Otra de las grandes bazas de The Party es su brillante cast, especialmente un magnífico Timothy Spall. Por su lado, Kristin Scott Thomas y Cillian Murphy podrían haber caído en la sobreactuación, porque tienen los dos roles más excéntricos, pero controlan bien sus armas para nunca dejar escapar el rol más allá de lo pertinente. El nuevo film de Sally Potter es una comedia atípica, pero mucho más divertida que muchas de las canónicas. Entren y disfruten de esta endiablada fiesta que se ríe (y mucho) de esa clase alta, pija y despreocupada de lo ocurrido fuera de su microcosmos. 

Valoración: 
7