Usted está aquí

Reconciliación nacional

La reina Victoria y Abdul
6 Valoración Mysofa
1 votos
5 Valoración Usuarios
1 votos
0 Nota Externa
0 opiniones

Reconciliación nacional
Crítica de La reina Victoria y Abdul

Alain Garrido Por Alain Garrido el 20/09/2017 6

Stephen Frears ha tomado el camino Woody Allen. Esto viene a ser: rodar y estrenar una película al año. En el caso del cineasta británico, las últimas cuatro, basadas en hechos reales con personajes históricos o contemporáneos de gran calado político y social. Esta última, La reina Victoria y Abdul narra en clave cómica la relación entre la longeva monarca y un joven hindú que se convirtió en el secretario personal la más alta institución del país. Esta increíble historia no fue descubierta hasta 2010. Ahora ya hay una película que haga justicia a este affaire escondido durante años por la Casa Real.

Cabe decir que es bien extraño que esta historia no hubiese salido a la luz antes, sobre todo, tras la independencia de la India en 1947. La reina Victoria y Abdul explica desde la cotidianeidad y una relación fraternal entre reina y siervo una historia de reconciliación nacional entre los colonizadores y los colonizados. Este es el gran acierto de Frears al elaborar un discurso político, nada aleccionador, acerca de dos naciones enfrentadas por la voracidad de una frente a la otra y de cómo el más poderoso podría haber abierto el camino de disculpa mucho antes.

El director de Florence Foster Jenkins hace años que está alejado de su mejor etapa fílmica (la comprendida entre Las amistades peligrosas y The Queen), pero en todas se muestra como un artesano del cine británico de corte clásico más que solvente. En La reina Victoria y Abdul equilibra muy bien el drama y la comedia para evitar la sensiblería propia de un producto mainstream de estas características (los de aroma a Oscar, para entendernos) e insuflar humor y ternura a unos acontecimientos, en el fondo, más oscuros de lo que su superficie enseña.

Judi Dench ya interpretó a la Reina Victoria en Su majestad Mrs. Brown de John Madden, director de Shakespeare in Love, película por la que Dench tiene su único y (breve, por cinco minutos de metraje) Oscar. La gran dama del teatro londinense vuelve a brillar con una interpretación cargada de matices y una maestría para las réplicas cómicas que arrancan todas las carcajadas del mundo. Solo por la escena de la comida del inicio, con sus gestos y expresiones, ya merecería otra estatuilla dorada.

Frears puede continuar haciendo películas como churros, si son productos apto para todos los públicos, y aunque inofensivos, también interesantes y eficaces, su filmografía nunca caerá en el olvido. La reina Victoria y Abdul es una más en su filmografía, otra buena más.

Valoración: 
6