Usted está aquí

La futbolera comedia popular

Que baje Dios y lo vea
4 Valoración Mysofa
1 votos
4 Valoración Usuarios
1 votos
0 Nota Externa
0 opiniones

La futbolera comedia popular
Crítica de Que baje Dios y lo vea

Alain Garrido Por Alain Garrido el 09/01/2018 4

La ficción española que más triunfa es la comedia popular, ya sea Ozores, Torrente o series como La que se avecina y Ahí abajo. No es de extrañar que en el actual contexto de crisis de taquilla en los cines españoles, las productoras apuesten por este filón y den luz verde a decenas de comedias de este tipo. La última en llegar a nuestras pantallas es Que baje Dios y lo vea, cuyo argumento incluye la gran pasión de este país: el fútbol. El esquema es el mismo que el de cualquier comedia estadounidense centrada bajo una competición, también igual de tópica.

El director de la película, Curro Velázquez, debuta en la dirección cinematográfica tras labrarse una carrera en televisión en títulos como El chiringuito de Pepe, otra de estas ficciones que arrasan entre el espectador medio español. El mismo humor, el mismo patrón de personajes y la efectividad como principal baluarte de una comedia cargada de gags y chistes, pero escasa en ingenio. Acertada en su mirada crítica al sistema patriarcal, castrador y anacrónico de las instituciones eclesiásticas del cristianismo, pero no exenta de bromas –machistas y racistas- enquistados en el imaginario colectivo.

Contar en el elenco de un film con Karra Elejalde siempre es un punto a favor, porque el director –y el espectador- sabe que nunca, jamás, le fallará. Es un actor total y en comedia resulta, a menudo, el mejor. El protagonismo recae en Alain Hernández, actor en alza, que aquí tiene poco jugo para lucirse, pero resulta divertido. Macarena García –cada día mejor actriz- y Joel Busqued vertebran una subtrama amorosa demasiado almibarada y poco cohesionada con el relato principal de la competición futbolística. Que baje Dios y lo vea es la perfecta comedia para su target, ahora bien, en su conjunto es trillada y menos humorística de lo que pretende.

Valoración: 
4