Usted está aquí

Uno, Dos, Tres

SINOPSIS

Hanes Cagney logra una de las composiciones más ricas, más divertidas y con más ritmo de toda su carrera en esta comedia de Billy Wilder que logró “caldear” la atmósfera de los años de la guerra fría con sus oleadas de carcajadas. C.R. McNamara (Cagney), un alto directivo destinado en Berlín Occidental, recibe el encargo de cuidar de la hija de su jefe durante una de sus visitas. Cuando MacNamara se entera de que la hijita del alma se ha ecapado y ha contraído matrimonio con un exaltado joven comunista, y de que su jefe estará de vuelta en la ciudad en tan solo veinticuatro horas, no le queda más remedio que transformar al reacio revolucionario en un yerno digno, de lo contrario, ya puede despedirse de su ascenso. Pero en menos de lo que se tarda en decir “uno, dos, tres”, sus planes se le escapan de las manos y provocan un incidente internacional capaz de enfadar a los rusos, a los alemanes y, lo que es peor a su propia esposa (Arlene Francis), que ya está con la mosca detrás de la oreja.