Usted está aquí

Estrambótica reconquista romántica

Mil cosas que haría por ti
5 Valoración Mysofa
1 votos
? Valoración Usuarios
0 votos
0 Nota Externa
0 opiniones

Estrambótica reconquista romántica
Crítica de Mil cosas que haría por ti

Alain Garrido Por Alain Garrido el 02/06/2017 5

Las locuras que uno llega a hacer por amor son innumerables y, a menudo, increíbles. En esta ópera prima de Dídac Cervera, la particular odisea de Dani cuenta con muchas de ellas a cuestas. Mil cosas que haría por ti es una alocada comedia romántica (o de reconquista romántica más bien) ejecutada como un thriller detectivesco en la que se cruzan un psicólogo de tres al cuarto, una peligrosa mafiosa malagueña que controla el cotarro villanesco de Valencia y un Rolex desaparecido que amenaza con romper una encantadora pareja de treintañeros.

Ellos son Dani y Mónica y su idílico mundo empieza a desestabilizarse cuando ella se harta de la irresponsabilidad de él al llegar tarde en su sexto aniversario de noviazgo y perder el regalo que ella le hizo a él por su 30 cumpleaños. Encontrar el preciado reloj será un cúmulo de infortunios que incluso lo conducirán a cruzar la línea de la legalidad. Todo este periplo a contrarreloj –valga la redundancia- es narrado en primera persona por Dani rompiendo la cuarta pared, en un recurso usado hasta la extenuación, incluyendo una contradicción narrativa justificada por el propio protagonista. La incoherencia del punto de vista en su máximo esplendor.

La primera escena es la detención de Dani y la estructura del film es a base de flashbacks para rendir cuentas con los dos policías, nunca pierde ritmo, pero nunca logra frescura ni un timing cómico admirable. Todo funciona a medio gas, el humor, sobre todo. El buen hacer de Peter Vives se contrapone a otras interpretaciones más forzadas (Iris Lezcano) o la poca naturalidad de humoristas convertidos en actores (Peyu). Por cierto, siempre es un placer reencontrarse con Carmina Barrios que no se prodiga demasiado y en el díptico de su hijo Paco León se lucía mucho.

Todos los personajes son patosos, inútiles y ahí radica una de las gracias del film: como el enamoramiento es capaz de atontarnos de una manera sobrehumana, ya sea con la propia vivencia (el protagonista), los sumados a la causa (los policías embobados con las hazañas de Dani) o los villanos enternecidos con la epopeya romántica. ¿Qué pasó con el reloj? Los lectores de esta obra maestra que es Las joyas de la Castafiore de Las aventuras de Tintín ya tenéis la respuesta; un bonito homenaje.

Lo mejor: La vuelta de tuerca a la rom-com

Lo peor: La propuesta funciona a medias

Valoración: 
5