Usted está aquí

Todo por la estabilidad

Garantía personal
4 Valoración Mysofa
1 votos
? Valoración Usuarios
0 votos
0 Nota Externa
0 opiniones

Todo por la estabilidad
Crítica de Garantía personal

Alain Garrido Por Alain Garrido el 20/04/2017 4

No hay nada peor para un rico que ver peligrar su estatus económico y su posición social dentro del entramado de relaciones personales. En Garantía personal una consecución de sucesos fortuitos conducen a varios personajes a situaciones límite para mantener esa estabilidad tan codiciada. Las vidas de los protagonistas sufren un revés cuando el marido de Mara sufre un ataque de ictus y descubre que están arruinados. La espiral de deudas es infinita y los deudores no perdonan.

El debutante Rodrigo Rivas parte del thriller criminal para reflexionar, con mayor o menor fortuna, sobre los estragos de la crisis económica actual, el individualismo al que está sometida la ciudadanía y la cambiante moral de los seres humanos ante acontecimientos que generan incertidumbre y pavor. Mediante el coqueteo con el neo-noir y una protagonista carismática, Rivas consigue mantener la tensión en su metraje a pesar de un guion que encadena algunos sinsentidos.

Precisamente ahí radica, en el guion, el principal lastre de esta película cuyas ambiciones son desmesuradas para el material de partida que baraja. Las reacciones de los personajes tras el fatídico incidente en la casa de Mara hacia la mitad de la película resultan inverosímiles y sin un contexto más clarificador. No obstante, el desenlace final en la casa de campo recupera el brío en formato de western crepuscular con la locura de todos los personajes aflorando en el peligro inminente.

Esa fuerza de la naturaleza que es Belén López se prodiga poco en cine, desafortunadamente; no será por ella, sino por el eterno problema de la falta de personajes femeninos para mujeres de más de 40 años. En cualquier caso, en Garantía personal vuelve a dar una lección con esta fuerte, desinhibida y valiente Mara. Lástima que los actores que la acompañan, ya no es que no estén a su altura, sino que sobreactúan más que estudiantes de teatro de primer curso. Declamaciones sin gracia que estropean el conjunto.

Lo mejor: Belén López y el ritmo

Lo peor: Buena parte del elenco

Valoración: 
4