Usted está aquí

Un pececito ocurrente evita el llanto

Tierra firme
6 Valoración Mysofa
2 votos
? Valoración Usuarios
0 votos
0 Nota Externa
0 opiniones

Un pececito ocurrente evita el llanto
Crítica de Tierra firme

Sergio Delgado Por Sergio Delgado el 18/11/2017 6

Tras la multipremiada ’10.000 KM’ el barcelonés Carlos Marqués-Marcet nos acerca a través de ‘Tierra Firme’ una historia peculiar a tres bandas con la que algunos jóvenes de hoy en día pueden sentir cierta empatía. El punto de partida está claro: una pareja de lesbianas está buscando descendencia –realmente solo lo desea una de ellas, pero en una pareja sentimental no siempre se impone la democracia- y necesitan urgentemente un donante de ‘pececitos’.

El triángulo interpretativo conforma una historia emanada de los sentimientos y del retumbante reloj biológico. Una borrachera desencadena la acción que va sufriendo distintos aludes de comedia comandados por el actor David Verdaguer que encarna a Roger –un personaje atípico y cómico que deja instantes brillantes en pantalla mediante el enorme poder del oportunismo-. Los restantes del trío son Oona Chaplin y Natalia Tena que personifican a dos figuras más arquetípicas del cine contemporáneo. La historia no consigue profundizar en exceso la piel del espectador y en ocasiones deja a la deriva una película que la comedia se encarga de engrasar y conseguir que siga hacia adelante. En ciertos momentos los personajes toman decisiones que crearán unos giros de guion poco creíbles y un tanto chirriantes vistos desde el propio punto de vista del personaje. En concreto mentar un desenlace abierto con aromas de positivismo que deja un regusto amargo, no por el futuro de los personajes, pero sí por la manera de acabar una historia que todos sabemos que no puede tener ese resultado.

Una realización bien planeada y ejecutada en unos escenarios correctos y muy acordes a la historia. Una historia que probablemente dejará boquiabierta a gran parte de la sociedad que más se identifique con los personajes y sus problemas. Para el resto quizás la trama no nos llegue a ‘tocar la patata’ y se quede en un intento de drama. También puede ser que me contagiara del frío polar que se apropió de la sala y me impidiera tomar una visión más sentimental del film. En esta vida todo puede ser.

Valoración: 
6