Usted está aquí

'Coco': Familia y México en lo nuevo de PIXAR

'Coco', la nueva película original de PIXAR

El codirector Adrian Molina y la productora Darla K. Anderson han presentado en Barcelona las primeras imágenes de ‘Coco’, la película de PIXAR original de este año.

“El mundo de los muertos en Coco es mágico, sobrecogedor y hermoso”, así define Adrian Molina, codirector del film, la propuesta visual del nuevo trabajo de PIXAR. Junto a Lee Unkrich, ganador del Oscar por Toy Story 3, Molina ha llevado a buen puerto un proyecto personal sobre la cultura mexicana centrándose en la festividad del Día de los Muertos. Coco llegará a los cines españoles el 1 de diciembre, aunque el estudio del flexo nos trae, en apenas dos semanas, otro estreno antes: Cars 3.

En la presentación en Barcelona de las primeras imágenes de Coco, también ha contado con la participación de la productora Darla K. Anderson que ha asegurado que la creación del mundo ficticio de los muertos ha sido el mayor reto de la compañía, superando el océano de Buscando a Nemo, los paisajes de Up o el interior de la mente en Del revés. Un espacio totalmente inexplorado en PIXAR con unos protagonistas por primera vez no blancos, encabezados por Miguel, un joven mexicano amante de la música, cuya familia le impide que aprenda a tocar la guitarra. No obstante, su cabezonería lo conducirá a conocer los secretos de sus antepasados y la relación de su ídolo musical Ernesto de la Cruz con su linaje. Molina, en lo referente a protagonistas no blancos, ha afirmado: “me siento orgulloso de poder representar la diversidad en la pantalla, esto te empodera como artista”.

Miguel conocerá a sus antepasados, literalmente, en el Mundo de los Muertos. Una zona en continua construcción: grandes columnas verticales que empezaron a fraguarse en los tiempos aztecas y terminando con unas grúas cimentando arquitecturas modernas. Otro de los innumerables universos increíblemente alucinantes de las películas de PIXAR. Con las imágenes presentadas ya se puede asegurar que han vuelto a superarse. En el diseño de personajes, el equipo de animadores también ha afrontado nuevos retos como, por ejemplo, crear una gran galería de personajes esqueléticos. “Los animadores se lo han pasado pipa animando los esqueletos”, ha sentenciado Molina.

Ahora bien, México es el gran protagonista de Coco. Su cultura, sus tradiciones, sus colores y, sobre todo, los valores de la familia. “Nunca antes se había contado una historia sobre los orígenes familiares desde esta óptica: Miguel tiene unas ideas preconcebidas sobre sus antepasados, pero al transportarse al mundo de los muertos y conocerlos personalmente, toma otra perspectiva”, formula Molina al responder sobre la –supuesta- falta de originalidad del film postulada por parte de un periodista. El equipo de Coco viajó hasta en cinco ocasiones a México para ahondar en la historia y la cultura del país y, de este modo, tal y como ha señalado Anderson “solo así hemos podido dotar la película de una riqueza muy potente”.

Aunque Coco empezó a fraguar su producción hace seis años, cuando durante el final del primer mandato de Obama nadie podía imaginar la victoria de Donald Trump, a nadie se le escapa ahora que se estrenará en un momento difícil en las relaciones diplomáticas entre E.E.U.U. y México. No obstante, desde PIXAR evitan cualquier tipo de comentario político y mucho menos dobles lecturas de la película, pues el guion estaba cerrado mucho antes de los problemas con el muro fronterizo. Ahora bien, el codirector ha defendido que su objetivo es crear empatía con el público y abrir mentes. A su vez, Molina ha asegurado que “con Coco he intentado acercar la cultura mexicana, representándola con la magia y la luz. Estoy seguro que la película generará mucho amor por esta cultura tan unificadora”. Las raíces familiares de Adrian Molina son mexicanas, así que Coco puede convertirse en el proyecto más personal de la historia de PIXAR.

Las primeras imágenes de Coco dejan entrever una divertida cinta de aventuras con una gran importancia de los linajes familiares, el peso de los antepasados en el presente y una reivindicación por la vocación individual de cada uno, sin presiones ni límites externos. El humor también parece tener un gran protagonismo, como en cualquier otro film de PIXAR. En diciembre podremos confirmar estas primeras buenas vibraciones. Coco llegará a los cines dispuesta a recuperar el prestigio de originalidad del estudio tras dos secuelas consecutivas (Buscando a Dory y Cars 3) y dos venideras (Los increíbles 2 y Toy Story 4).

Alain Garrido.

Enviado por: Alain Garrido el 29/06/2017
Items relacionados: