Usted está aquí

Julien Rappeneau (‘Rosalie Blum’): “No me gusta nada una película que encaje en un solo género en concreto”

Julien Rappeneau, director de ‘Rosalie Blum’

Basada en un cómic de éxito, Rosalie Blum de Camille Jourdy, la película de título homónimo supone el debut tras la cámara de Julien Rappeneau, guionista fogueado durante tres lustros en títulos como París, París o Zulu.

Después de trabajar quince años como guionista, finalmente estrenas tu primera película como director. ¿Era un sueño personal?

No era un sueño, pero era una tarea que quería hacer tarde o temprano. Durante muchos años me ha apasionado mi trabajo como guionista, pero llegó un día en que me enamoré del cómic Rosalie Blum y decidí embarcarme en el proyecto como director también.

¿Qué te enamoró tanto del cómic?

Por tres razones principalmente: encuentro que es una historia muy original, tiene una estructura narrativa muy buena y, sobre todo, por unos personajes que, de repente, se ponen en marcha y se entremezclan unas relaciones entre todos muy interesantes.

De ahí la historia partida en los tres puntos de vista. ¿Es influencia del cómic?

Sí, la estructura ya está así, pese a los determinados cambios que introduje. Además, este juego del punto de vista permite jugar mucho con los géneros: suspense, humor…

Imagino que uno de los mayores atractivos sería este: en un mismo film mezclar tantos géneros tanto en la escritura como detrás de la cámara.

¡Esto me impulsaba enormemente! No me gusta nada una película que encaje en un solo género en concreto, por eso me gustaba tanto esta historia. La posibilidad de mezclar géneros, aunque no a baladí, sino con una funcionalidad de todos ellos dentro de la trama principal.

De hecho, los cánones de la comedia romántica se rompen: la historia de amor principal no es entre los personajes uno espera al inicio…

En realidad, Vincent sigue a Rosalie, pero nunca se nos dice que sienta algo por ella, más allá de la fascinación surgida por el recuerdo de su rostro. Es el espectador quien proyecta esta historia de fijación en una historia de amor. El mismo Vincent se pregunta si lo que hace de seguirla por todos los rincones está bien o no.

La relación de Vincent con su madre es muy particular, de hecho, hasta enfermiza…

Es una madre ultra posesiva, que aguarda a su hijo en una especie de concha a consecuencia del terror que tiene a que le abandone. Espero que nadie sufra una madre como esta en su vida. No es nada fácil quitársela de encima (ríe).

A Kyan Khojandi le has ofrecido su primer papel protagonista en cine, ¿pero era una apuesta segura por su labor como cómico?

En Francia es conocido, pero no por el público mayoritario, sino por el target juvenil gracias la serie de Canal + Bref, que él mismo escribe y dirige. Ahí lo descubrí y lo escogí porque su personaje ahí ya es un poco torpe y con mucho encanto.

Si los personajes del cómic son una de las razones principales para adorarlo, ¿escoger a los actores ideales para encarnarlos fue difícil?

Era uno de los grandes retos, pero el primer gran reto al que hice frente fue el guion, porque el lenguaje del cómic y del cine son muy distintos. Después el otro reto fue encontrar a los actores idóneos, que no necesariamente se parecen a los personajes de las viñetas, pero que casan muy bien con la idea que tenía de ellos.

Rosalie Blum ha ganado Premios del Público en varios festivales. ¿Qué te importa más el beneplácito del público o la crítica?

Me gusta mucho recibir premios del público, porque en el fondo las películas van destinadas a los espectadores. Si las críticas son positivas también me alegra mucho, está claro. No quiero decidir entre uno u otro, pero el público sería más importante, sí.

Rosalie Blum le cautivó, pero ¿cuáles son tus cómics favoritos?

Watchmen de Alan Moore y Dave Gibbons, 20th Century Boys i Monster de Naoki Urasawa, Maus de Art Spiegelman y de cómic franco-belga, Las aventuras de Tintín de Hergé, que fueron mi primer contacto con el arte del cómic.

Provienes de una familia dedicada al mundo del cine. ¿Fue tu primera opción para dedicarte profesionalmente o es fruto del contexto?

Durante toda mi vida escuché “no te dediques al cine porque es muy duro, por esto otro…” y nunca fue mi primera opción. Estudié Periodismo, pero seguía amando el cine. Un día me encontré escribiendo un guion y así han pasado quince años hasta hoy. No estaba previsto, surgió como una sorpresa para mí.

Alain Garrido.

Enviado por: Alain Garrido el 20/04/2017
Items relacionados: