Usted está aquí

Las 10 mayores transformaciones físicas

El mundo de la interpretación es mucho más complicado de lo que puede parecer a primera instancia. Los actores y actrices deben aprenderse el guión y ponerle voz en el tono adecuado, pero también tienen que meterse en la piel de su personaje y darle vida. El maquillaje y el vestuario juegan un papel fundamental en este proceso, pero en ocasiones no son suficientes por si solos y los intérpretes tienen que someterse a drásticas variaciones de peso u otros cambios en su apariencia.

Sin embargo, los personajes que requieren una transformación física pueden ser también muy agradecidos. La gran mayoría de actores y actrices que deciden embarcarse en un proyecto de tales características acaban recibiendo los aplausos de la crítica y el reconocimiento de la industria cinematográfica, ya sea en forma de galardones o de nuevas y atractivas ofertas de trabajo.

A continuación os dejamos con las 10 mayores transformaciones físicas.

Robert De Niro en “Toro Salvaje”

Robert De Niro tuvo que ganar 27 kilos para interpretar al boxeador Jake La Motta en la película “Toro salvaje”. Para ello, De Niro se embarcó en un viaje por el norte de Italia y Francia y se dio unos buenos atracones de comida.

Christian Bale en “El maquinista”

Christian Bale es el ejemplo contrario de Robert De Niro. El actor perdió unos 28 kilos para interpretar al protagonista de “El maquinista”. Durante los 4 meses previos al rodaje, Bale redujo considerablemente la ingesta de comida, hasta el punto de que muchos días sólo tomaba una taza de café y una manzana o lata de atún.

Jared Leto en “El asesino de John Lennon” (“Chapter 27”)

Otro actor que tuvo que ganar peso fue Jared Leto, que engordó más de 20 kilos para su papel en “El asesino de John Lennon” (“Chapter 27”). Su incremento de peso fue tan extremo que, según dicen, los últimos días ya no podía andar hasta el set de rodaje.

Demi Moore en “La teniente O'Neil”

La actriz Demi Moore tuvo que ganar masa muscular y fuerza para poder interpretar a “La teniente O'Neil”. También tuvo que raparse el pelo a 0, renunciando a su hermosa melena negra. Para ponerse en forma se sometió a un duro entrenamiento militar, que incluía largas carreras, varios centenares de abdominales e interminables sesiones de natación.

Tom Hardy en “Bronson”

Como Demi Moore, Tom Hardy tuvo que ganar bastante masa muscular para protagonizar el biopic de Michael Peterson, "Bronson". También se afeitó la cabeza y se dejó crecer un gran mostacho. Mucho gimnasio y una dieta específica obraron el milagro.

 

 

50 Cent en “Things Fall Apart”

El musculado rapero 50 Cent perdió 25 kilos en 9 semanas para interpretar a un jugador de fútbol americano enfermo de cáncer en “Things Fall Apart”. Igual que Hardy, se rapó la cabeza, con lo que consiguió un efecto todavía más demacrado.

Charlize Theron en “Monster”

La hermosa Charlize Theron tuvo que raparse las cejas y dejar su pelo grasiento para interpretar a la asesina Aileen Wuornos en "Monster". También tuvo que engordar unos 15 kilos, cosa que consiguió a base de hincharse a patatas fritas y alimentos poco saludables. Su interpretación le valió el Oscar a la Mejor Actriz en el 2003.

Tom Hanks en “Náufrago”

A parte de perder muchos kilos, Tom Hanks tuvo que dejarse crecer el pelo durante meses para que el paso del tiempo fuera creíble en el largometraje “Náufrago”. El actor tuvo que lucir un aspecto desaliñado durante todo el tiempo que duró el rodaje.

Eric Bana en “Chopper”

El actor Eric Bana lucía irreconocible en “Chopper”, película en la que interpretaba a un asesino y para la que tuvo que engordar 15 kilos y dejarse una perilla mal afeitada. Con dieta y ejercicio volvió a su estado original en poco tiempo.

Vincent D'Onofrio en “La chaqueta metálica”

El americano Vincent D'Onofrio se rapó la cabeza y engordó hasta 32 kilos para actuar en “La chaqueta metálica”. Una vez terminado el rodaje, tardó 9 meses en perder el peso que había ganado para el papel.

 

 

 

Enviado por: admin el 12/04/2012